Con el tiempo me he dado cuenta de que la diferencia se encuentra en los pequeños detalles. Y precisamente eso es lo que os traigo hoy. Un pequeño detalle que puede mejorar la calidad de tus trabajos. Cómo, dónde y cuándo utilizar el efecto “sombra paralela” adecuadamente.

Destaca un texto sobre una imagen de manera sencilla.

¿No te ha pasado que si superpones un texto sobre una imagen heterogénea con muchas variantes de color o sobre un fondo de un color parecido al texto, que no hay manera de que éste se lea bien o consiga destacar?

Cómo dice el famoso ponente especialista en marca personal Oscar del Santo (@OscarDS), “queridos amigos y amigas”, tengo una solución para vosotros. Quiero dejar claro que no estoy descubriendo el mediterráneo ni mucho menos, pero creo que éste recurso que os voy a explicar de una manera muy sencilla, puede hacer que marquéis la diferencia en vuestros trabajos.

Lo he dejado muy claro en el título. Si escribes un texto, y en los “estilos de capa” que está representado mediante un icono en el que se lee “fx”, o al que accedes haciendo doble click sobre la capa, aplicas el efecto de “sombra paralela” a una distancia de 1px y con un tamaño de 1px también, puede que consigas eso que no había manera de conseguir. Resaltar el texto de una forma sutil sin tener que romperte la cabeza aplicando efectos y degradados demasiado complejos para que se pueda leer el texto sobre la imagen o fondo. Normalmente yo lo pongo a 120⁰ pero las posibilidades son tantas como grados existen.

Este recurso sirve también para darle cierto toque de calidad a algunos textos. Por ejemplo, el texto que va dentro de un botón para indicar una acción de compra. Cómo no, este pequeño truco me lo enseñó también mi compañeros de trabajo en @Kuombo Jesús Gallent (@JesusGallent). Un crack.

Éste es uno de los recursos que utilizo yo entre otros para mejorar los diseños que hago siempre y cuando sea necesario. ¿Y tú, qué tipos de recursos utilizas para mejorar tus trabajos?