Con eso de que a la gente de mi generación (1992) nos tocó hacer de ratas de laboratorio con el plan Bolonia, y que parece ser que en mi instituto no nos explicaron lo suficientemente bien cómo se iban a valorar las asignaturas específicas y demás, me quedé sin la nota suficiente para acceder a la carrera de Magisterio Infantil, y acabé en la de Publicidad y RR.PP. de la UPV-EHU de Leioa. A día de hoy tengo que decir, que no me arrepiento en absoluto de haber tomado este camino.

Venía de estudiar en Goierri Lanbide Eskola y tener buenas notas, pero…

Venía de hacer un bachillerato tecnológico científico muy enfocado a los grados superiores y el mundo laboral. Aún así, tengo que decir que durante los dos años que estuve en el Instituo Goierri Lanbide Eskola, aprendí mucho puesto que hacíamos muchos trabajos prácticos que posteriormente íbamos a tener que exponer e incluso excursiones a empresas como CAF, Volkwagen de los que aprendimos mucho know how.

Todo fue perfecto, el primer año saqué una media de 8,2 y el segundo un 7,6. Esto mientras lo intentaba compaginar como medianamente podía con el ciclismo. Durante esos años llegué a estar de líder en la Vuelta Guipúzcoa (siendo juvenil de primer año), estar convocado con la selección vasca tras ganar el campeonatos de Euskadi en dos modalidades distintas (ya en el segundo año como juvenil), e incluso obtener un meritoriosegundo puesto en los campeonatos de España en pista disputados en Galapagar junto con mis compañeros de selección. A día de hoy aún conservamos el record de Euskadi de la modalidad de persecución por equipos.

Hazañas aparte, aunque tampoco realicé una mala selectividad, no sé si por mal entendimiento por mi parte, o por desconocimiento de mis profesores de entonces, apenas me preparé las asignaturas específicas por lo que fui a probar suerte y a ver que salía. Finalmente, resultó que las específicas tuvieron muchas más importancia de lo que pensábamos en un principio y es por eso que me quedé sin la nota suficiente para acceder a Magisterio Infantil en San Sebastián.

Al no haber entrado en Magisterio infantil en San Sebastián, Vitoria o Bilbao, la siguientes opciones que tenía eran las de los grados en comunicación (Publicidad y RR.PP., Comunicación Audiovisual y Periodismo) por lo que finalmente conseguí entrar en Publicidad. Cuando ya me había instalado, y ya llevaba un mes de carrera, me informaron que me daba la nota para entrar en Magisterio Infantil en Vitoria, pero la acabé rechazando y a día de hoy no me arrepiento en absoluto de mi decisión.

Así es como fui a parar a estudiar Publicidad en la UPV-EHU, pero seguro que tu historia es más interesante. ¿Te atreves a compartirla?